Santo Tomé Siglo XXI / El 16 de diciembre se licitará la unión del barrio Loyola con el sistema del Acueducto / INFORME OFICIAL MUNICIPAL

Ciudad de Santo Tomé


17/11/2020

El 16 de diciembre se licitará la unión del barrio Loyola con el sistema del Acueducto

INFORME OFICIAL MUNICIPAL

Con un presupuesto oficial de $10.349.965,58, el próximo 16 de diciembre, a las 10 horas, se licitará la obra que permitirá asegurar un mejor servicio de agua potable en el complejo habitacional San Ignacio de Loyola. La información consta en la Resolución Nº 750 de Ministerio de Infraestructura de la Provincia.

“Estamos felices porque después de muchas gestiones y trabajo conjunto con el gobierno provincial, ASSA y el ENRESS, concretaremos este proyecto que solucionará de manera sostenible los problemas de calidad del agua potable que se detectaron el año pasado en Loyola”, manifestó la intendente Daniela Qüesta. 

“A su vez, la obra contribuirá a solucionar viejos inconvenientes de presión del suministro que se producían en el barrio, y también mejorará la provisión en las vecinales General Paz y Zazpe mediante un sistema de bombeo más potente”, destacó la mandataria municipal.  

En relación con este anuncio, Qüesta agradeció especialmente “la predisposición y compromiso” de la ministra de Infraestructura, Silvina Frana, y el ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig “por haber trabajado codo a codo junto a nosotros para lograr la concreción de este proyecto tan esperado”.

 

“Responder a la demanda de los vecinos”

Más adelante, Qüesta afirmó que “la concreción de esta obra significará la culminación de una plan de acción que venimos llevando adelante en Loyola para responder a la demanda de los vecinos con soluciones de corto, mediano y largo plazo”. 

Al respecto, explicó: “luego de dos by pass que ejecutamos en la red del complejo, garantizamos que todos los vecinos de Loyola pudieran consumir agua proveniente del Tanque Central, abastecido por el acueducto”.  

“Esa medida, sin embargo, tiene carácter provisorio porque genera episodios de baja presión y turbiedad en otros puntos de la red, particularmente en épocas de mayor consumo como lo vimos el verano pasado”, recordó.  

“Ahora, con la licitación de esta obra, sumada a otra que estamos realizando para mejorar la vinculación del tanque central con la cisterna norte, vamos a estar en condiciones de mejorar definitivamente el servicio de agua potable en Loyola y en un amplio sector de la ciudad”, completó. 

 

Detalles del proyecto 

La obra se financiará a partir de un convenio entre los gobiernos provincial y nacional y contempla aumentar sustancialmente el caudal de bombeo desde la Cisterna Sur hacia la red del barrio General Paz, reemplazando las bombas existentes por otras de mejor rendimiento y capacidad.  

Luego, se instalará una cañería que vinculará la red del complejo Loyola con el sistema de distribución de General Paz, mejorando la prestación del servicio en ambos sectores. 

Además, por pedido del Municipio, las bombas y tableros que se retiren del tanque de General Paz serán instaladas en reemplazo de las existentes en el tanque que abastece a barrio Zazpe, aumentando la capacidad de bombeo también en dicha zona. 

 

Acciones para garantizar la calidad del agua 

Los trabajos mencionados representan la culminación del Plan de Acción que la Municipalidad de Santo Tomé viene desarrollando para optimizar distintos aspectos del servicio en Loyola.  

En cuanto a la calidad, oportunamente se ejecutaron dos empalmes tipo by-pass para alimentar la red del barrio con agua del Acueducto, la cual comenzó a ser provista desde otros sectores del sistema (tanques Central y Gral. Paz).  

Sumado a ello, se anuló definitivamente el Pozo de Captación Nº 2. De este modo, se garantizó que, al día de hoy, todos los habitantes del barrio puedan consumir el agua de óptima calidad provista por el Acueducto. 

Estas medidas fueron complementadas con los controles bacteriológicos y físico-químicos que tanto el ENRESS como el propio Municipio continúan realizando periódicamente. 

 

Acciones para optimizar la presión del servicio 

Otro de los frentes de trabajo ha sido el mejoramiento de la presión del suministro. Por eso, en el mes de febrero el gobierno municipal decidió adquirir con recursos propios 10 cisternas con sus correspondientes bombas, las cuales fueron donadas a las torres que no contaban con esos equipos. Asimismo, se compraron de 55 tanques que fueron donados a las viviendas de dos plantas que tampoco tenían esa infraestructura reglamentaria. 

Dichas inversiones, que deberían ser responsabilidad de los consorcios o los particulares según el caso, fueron asumidas desde el Municipio como un aporte adicional para dar respuestas a los inconvenientes del servicio. 

 

Medidas correctivas 

Las acciones detalladas se suman a una planificación de medidas correctivas que se vienen llevando adelante con el asesoramiento del ENRESS, y que incluyó la limpieza completa de la red, el tanque y el pozo de captación del barrio, en repetidas oportunidades. 

Paralelamente, y a efectos de atender la emergencia, se dio cumplimiento al requerimiento del ENRESS de disponer para los vecinos un servicio complementario consistente en una cuba con agua proveniente del Acueducto.   

 

Eximición de la Tasa de Agua 

Adicionalmente, con el propósito de compensar a los habitantes del barrio por los inconvenientes que afectaron el servicio, el gobierno municipal promulgó la Ordenanza Nº 3356/20.  

La norma dispuso la eximición del pago correspondiente a las cuotas 1 y 2 del primer y segundo bimestre del año 2020 de la Tasa de Obras Sanitarias a la totalidad de las parcelas del barrio. Dicha eximición correspondió a los meses de marzo a junio de 2020, ambos inclusive.  

Posteriormente, el Concejo Municipal sancionó la Ordenanza 3388/20 que estableció la misma eximición a partir del mes de septiembre de 2020 y hasta tanto se concrete la obra de vinculación del sistema del Acueducto con el complejo Loyola.