Santo Tomé Siglo XXI / La pandemia agravó la precariedad del mercado de trabajo / Hay cinco millones de personas con problemas de empleo, a los que habría que sumar más de 1,3 millón de personas que por la cuarentena no pudieron salir a buscar empleo.

Interés general


28/03/2021

La pandemia agravó la precariedad del mercado de trabajo

Hay cinco millones de personas con problemas de empleo, a los que habría que sumar más de 1,3 millón de personas que por la cuarentena no pudieron salir a buscar empleo.

El desempleo aumentó en 300.000 personas, totalizando dos millones de desocupados urbanos.

Por Ismael Bermúdez/ Aire Digital /  Maiquel Torcatt /

 

El mercado de trabajo durante 2020 atravesó dos momentos claves. Tuvo un fuerte ajuste con la irrupción de la pandemia, que golpeó con particular fuerza a los cuentapropistas y asalariados no registrados, e incluso a los trabajadores registrados, y una recuperación parcial con la flexibilización de la cuarentena, que se canalizó en una mayor ocupación de los cuentapropistas y de los asalariados informales.

 

El balance, según los datos del Ministerio de Trabajo, durante 2020 hubo una caída del 4,5% en el total de gente ocupada. Son 786.000 ocupados menos: 193.000 asalariados registrados menos, 736.000 asalariados informales o no registrados menos y 143.000 cuentapropistas más. Los asalariados registrados incluso retrocedieron en casi 20.000 empleos con respecto al segundo trimestre 2020.

 

Como consecuencia de estos cambios, la tasa de subocupación –gente que trabajo pocas horas pero está disponible o dispuesta a trabajar más– subió del 12,1% al 15,1%, lo que equivale a tres millones de personas.

 

A su vez, el desempleo aumentó en 300.000 personas, totalizando dos millones de desocupados urbanos.

 

Así, hay cinco millones de personas con problemas de empleo, a los que habría que sumar más de 1,3 millón de personas que por la cuarentena no pudieron salir a buscar empleo.

 

En base a estos números, el Ministerio de Trabajo señala que la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec del cuarto trimestre del año 2020 muestra una importante recuperación del mercado de trabajo luego de la crisis producida por la irrupción de la pandemia del covid 19. Y cuantifica que entre el segundo y el cuarto trimestre de 2020 2,8 millones de personas se incorporaron al empleo, lo que permitió una leve reducción de la tasa de desempleo (del 13,1 al 11%), a pesar de verificarse una fuerte incorporación de personas al mercado de trabajo (la tasa de actividad pasó del 38,4 al 45%).

 

De los 2,8 millones que volvieron al trabajo, 1,2 millones son asalariados no registrados y 1,6 millones son cuentapropistas. Los asalariados registrados tuvieron una leve reducción.

 

En síntesis, el empleo que se recuperó respecto de los duros meses de la cuarentena fueron los empleos informales y precarios y en especial el subempleo, que alcanzó picos del 18% en el conurbano y del 22,6% en Córdoba. Y marcan la profundización de la precariedad laboral.

Los jóvenes, los más golpeados por el desempleo

 

Otro dato de este mismo fenómeno es el alto desempleo entre los jóvenes y adolescentes, básicamente por la necesidad de las familias de que los hijos e hijas salgan a buscar empleo para hacer frente a la caída de los salarios e ingresos. En su Informe el INDEC destacó que mientras el desempleo fue del 11%, entre las mujeres de 14 a 29 años ascendió al 26,0%, 3,4 veces la tasa de las adultas y entre los varones jóvenes (14 a 29 años) la tasa alcanzó el 19%, representando 2,9 veces la tasa de mayores.

 

En tanto, la consultora Ecolatina sostiene que muchas personas que perdieron sus puestos de trabajo durante el año pasado no pudieron salir a buscar por las restricciones. “Por este motivo, si sumamos estos nuevos inactivos a la masa de desempleados, obtenemos que la tasa de desocupación habría rozado, en promedio, 19% de la Población Económicamente Activa (PEA) en 2020, un número similar al de la crisis de 2001-02, cuando promedió 18,5% de la PEA.”.

 

El 19% de la población activa urbana son 3.350.000 desocupados.