Santo Tomé Siglo XXI / Lifschitz dijo que es inentendible seguir tomando deuda teniendo 40.000 millones en el banco / El presidente de la Cámara de Diputados se refirió al proyecto de Presupuesto que envió Perotti a la Legislatura. También cuestionó los superpoderes

Política


20/11/2020

Lifschitz dijo que es inentendible seguir tomando deuda teniendo 40.000 millones en el banco

El presidente de la Cámara de Diputados se refirió al proyecto de Presupuesto que envió Perotti a la Legislatura. También cuestionó los superpoderes

El presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Miguel Lifschitz, se refirió al proyecto de Presupuesto 2021 que envió Omar Perotti a la Legislatura y que hoy está debatiendo el Senado. El exgobernador cuestionó que el gobierno provincial insista en la toma de deuda cuando dispone de 40.000 millones de pesos en el banco. También cuestionó los superpoderes que tendría el Ejecutivo a partir del proyecto de la ley de leyes y cuestionó que se desvirtúe el espíritu de la ley que estableció el Plan Abre para todas las ciudades de la provincia.

 

Lifschitz anticipó que aún no empezó a analizar el presupuesto en profundidad porque todavía está en la Cámara alta, pero reconoció que el equipo de asesores que conduce el exministro de Economía Gonzalo Saglione ya está trabajando sobre eso. "Tenemos objeciones porque no creemos que sea positivo que la Provincia siga tomando deuda. Máxime que hoy la Provincia tiene mas de 40.000 millones de pesos en plazos fijos, reconocido por el propio Ministro de Economía (Walter Agosto). Es poco entendible que, teniendo esa cantidad de recursos guardados en una caja de ahorro o en un plazo fijo, al mismo tiempo se paguen intereses para pedir plata prestada. Más en estos momentos donde hay tanta inestabilidad con el dólar y con las tasas. Esa es una de las objeciones", sostuvo.

 

"No creemos que sea oportuno –continuó– que el gobierno siga pidiendo superpoderes. Nos pareció que pudo tener sentido en el primer año, pero ya no el año que viene. Son temas que seguramente vamos a estar discutiendo. No estamos de acuerdo en que se derogue la ley del “Plan Abre”. Se le puede cambiar el nombre por Plan Incluir pero lo importante de esa ley es el contenido, el sentido. Además, era una distribución automática de recursos a los gobiernos locales y municipales. Al cambiarle el nombre pasa a ser un recurso que se distribuye de manera discrecional y entonces no tiene el mismo sentido que tenía originalmente".

 

Luego, Lifschitz fue consultado acerca del primer año de gestión de Perotti y prefirió no ser contundente porque fue un año impactado por la pandemia del coronavirus. "A mi me resulta difícil evaluar una gestión de gobierno después de un año tan raro como el que hemos atravesado, el cual creo que ha alterado la realidad de todos los gobiernos. Hemos estado todos en modo cuarentena. Creo que ahora a fin de año cuando empiece a aplacarse el ritmo de los contagios y pareciera que vamos recuperando una cierta normalidad me parece que va a ser el momento donde los gobiernos demuestren su capacidad, su iniciativa y sus proyectos en cada una de las áreas", dijo.

 

"Hasta ahora no se ha visto demasiado –indicó–, pero en todo caso creo que la excusa de la pandemia puede ser un justificativo. Ahora sí creo que aparecen de golpe todos los problemas que subsisten y que ya traíamos de arrastre del año anterior, más los que se han sumado por efecto de la cuarentena. Hay problemas económicos, problemas sociales muy complejos como el problema del transporte en las grandes ciudades que está en crisis actualmente. Además tenemos el problema de la educación que es un enorme desafío porque tomamos conciencia que prácticamente se ha perdido un año entero y hay muchas dudas respecto a cómo se va a comenzar el año que viene".

 

Al ser consultado por la revocación de las 500 titularizaciones que hizo su gobierno antes de terminar la gestión, Lifschitz respondió: "Me parece que es un nuevo error que comete el gobierno. En todo caso si había algún concurso o caso en particular que se podía objetar se podría haber revisado y se tendría que haber hecho al principio de la gestión y no después de un año, pero son derechos adquiridos. Particularmente estamos hablando de un programa que es el “Vuelvo a estudiar”. Si hay un momento en el que ese programa es más indispensable que nunca es justamente éste donde es probable que cuando se reinicien las clases presenciales muchísimos jóvenes no regresen a las aulas. Por lo tanto disponer de docentes especializados y preparados para trabajar con estos chicos y lograr que vuelvan a reingresar al sistema educativo es clave. Lamentablemente ahora se abre una puerta al conflicto. Obviamente estos docentes que han titularizado harán sus reclamos, en la calle o judicialmente. Pero es una lástima que se resuelvan las cosas de esa manera".

 

Por último, el exgobernador se refirió a los rumores de supresión de las Paso en la provincia. "La verdad es que no entendemos muy bien cuáles son los problemas que se plantean. Si el problema es la pandemia, hemos visto que Estados Unidos, Chile, Uruguay, Bolivia y otros países del mundo han hecho procesos electorales", dijo a LT10.